Disfruta Menorca desde las profundidades del Mediterráneo

menorca submarina

Menorca es un maravilloso destino vacacional donde disfrutar de naturaleza, historia, cultura, compras, gastronomía…, y mar.

En este artículo no te vamos a hablar de las calas más bonitas de la isla. Queremos hablarte del maravilloso mundo submarino que descubrirás en tu próxima visita a nuestra maravillosa isla.

Menorca nosotras siempre la describimos como un pedacito de paraíso, estamos empeñadas en dar a conocer esta isla en todos sus aspectos, porque todos son maravillosos y dignos de admirar y disfrutar.

El Mediterráneo de Menorca tiene una temperatura que oscila entre los 13º en febrero y los 27º en agosto. Este rango de temperaturas la convierte en un destino perfecto para disfrutarla todo el año, ya que un buen traje de neopreno hará que no sientas ningún frío en invierno. Y será casi innecesario en primavera o verano.

Pero este es sólo uno de los puntos a favor de bucear un Menorca. Otros, igualmente atractivos, son que su visibilidad llega a ser de 30 metros, eso te dará un excelente campo de visión y no te perderás nada de tu inmersión. También podrás disfrutar bajo el mar de cuevas submarinas, de barcos hundidos, de una reserva marina integral…

Y todo esto en cualquiera de las modalidades que puedas imaginar: con un simple snorkel, en apnea o con un equipo de buceo. Existen en la isla varias empresas dedicadas al buceo que te permitirán alquilar equipos o realizar cursos de iniciación al buceo. Tú sólo tienes que tener las ganas de disfrutar de Menorca bajo el agua.

A continuación os queremos dar algunas ideas para vuestras futuras inmersiones en las cristalinas aguas de Menorca.

Arrecifes en la isla del Aire

Este pequeño islote lo tenemos muy cerca de Binibeca, al sur de la isla. Podríais alquilar nuestro yate para llegar hasta él y realizar allí vuestras inmersiones.

Los múltiples arrecifes de esta isla os permitirá tener la experiencia de nadar junto a los curiosos espetones que se os acercarán cuando estéis bajo el agua. También podréis disfrutar de la visión de impresionantes morenas o meros.

Menorca tiene una biodiversidad submarina espectacular por lo que podréis disfrutar de muchísimas especies durante la inmersión.

Si os decidís por la isla del Aire tendréis que visitar el arrecife de Cagaires, el más famoso de todos ellos y uno de los más espectaculares.

Tiene una galería con tres niveles y muy buena visibilidad. Allí podréis ver corales espectaculares con muchísimo colorido. Por supuesto este es un lugar perfecto para ver morenas como pez estrella del lugar.

Y para rematar la inmersión podréis visitar el pecio del Laurette, un barco de guerra undido en 1.883.

Otros arrecifes de la isla los encontraréis en Punta del Bisbe, para disfrutar de la compañía de espetones, pero donde podréis ver pulpos y meros, entre otras muchísimas especies.

Y ya que habéis alquilado nuestro yate podréis visitar el arrecife de Cargol, que se encuentra a menos de una milla náutica de la isla del Aire. Tiene diversidad de cuevas y túneles, con arcos y chimeneas. Pero puede que lo mejor de este arrecife esté en su superficie. En ella podrás disfrutar de multitud de fauna marina pequeña y muy difícil de ver en otros sitios de inmersión.

A la caza de barcos hundidos en Menorca

Menorca tiene una larga lista de naufragios a lo largo de su dilatada historia. Mucho tráfico mercantil desde que la civilización comenzó a comerciar y muchas guerras de conquista, invasión o reconquista.

Por lo tanto, sus fondos marinos están trufados de pecios de los que pueden disfrutar buceadores con experiencia. Sintiéndolo mucho, las inmersiones para localizar pecios no están al alcance de neófitos en la materia, sólo personas que ya tengan experiencia en inmersiones de hasta 50 metros de profundidad.

Para ellos Menorca ofrece barcos, aviones e incluso un coche.

El más curioso puede ser el avión Junker-88, un bombardero alemán que amerizó junto a la isla del Aire durante la II Guerra Mundial. Como fue un amerizaje de emergencia, no se estrelló contra el mar, el avión está en unas concidiones espectaculares (dentro de lo posible) y hace de esta inmersión algo muy curioso de ver y fotografiar.

Otro de los pecios curiosos de ver es un vehículo del Ejército de Tierra que está junto al pecio del pesquero Santa Clara, frente a las costas de S´Algar. Este pesquero asombrosamente se mantiene casi en posición vertical, parece que siguiese navegando en el fondo del mar.

Se encuentra en muy buen estado de conservación, poblado de vida marina en toda su estructura.

Para terminar con los pecios os recomendamos también el Malakoff, un carguero francés que chocó contra el arrecife del Gobernador, en la costa sur de Ciutadella, en 1.929. El trágico naufragio costó la vida de casi todos sus tripulantes por lo que te encontrarás en una tumba submarina.

El barco en sí está prácticamente destruido, sólo su estructura está visible y reconocible. Pero es precisamente eso lo que lo hace tan atractivo. Se ha convertido en un arrrecife artificial repleto de vida submarina.

Tal es su importancia que se ha convertido en un punto de partida de un proyecto que busca potenciar toda la biomasa de Menorca; un proyecto que busca crear y conservar refugios para toda la vida marina de nuestra preciosa isla.

Buecea en la Reserva Marina de Menorca

En 1.999 se creó la Reserva Marina del Norte de Menorca, abarca desde la bahía de Fornells hasta el cabo Gros, y en estos más de 20 años de cuidados y protección se ha convertido en un paraiso para los buceadores y los amantes del mundo subacuático.

Al ser Reserva Marina no hay buceo libre, la activadad está regulada y tendremos que planificarla con cierta antelación para no darnos el viaje en balde.

Las profundidades de inmersión oscilan en torno a los 25/30 metros por lo que no se necesita ser un buceador muy experimentado para poder disfrutar de esta actividad.

Os recomendamos una inmersión en S´Olla ya que se comienza con una profundidad de 5 metros y se puede realizar la actividad a diferentes profundidades, dependiendo de la destreza del buceador.

En esta inmersión se recorre una pared que forma grandes túneles y arcos donde se protegen del mar abierto multitud de animales como el mero.

También os recomendamos Llosa des patró Pere. Una inmersión de unos 25 metros de profundidad que transcurre entre un pequeño tunel. Aquí podréis ver muchos pulpos y meros de un tamaño considerable.

Como ya os hemos dicho, bucear en la Reserva Marina no es libre así que nosotras os recomendamos que contactéis con una empresa de buceo para que os organice la jornada submarina. En Binibeca tenemos una que se encargará encantados de esta tarea, se llama Binibeca Diving y siendo de Binibeca, vecinos, no pueden ser malos.

Disfruta de Menorca

Menorca siempre es una buena opción, también bajo el mar. Os pedimos disculpas por no poner fotografías de todas esas preciosas experiencias de inmersión pero es que no tenemos ninguna con la calidad suficiente para ser publicada en este blog. Y no queremos robar fotografías de otros para ilustrar nuestro trabajo.

En esta ocasión tendréis que usar vuestra imaginación para recrear esas profundidades del Mediterráneo donde disfrutaréis, sin duda, de una gran jornada de buceo con todos vuestros seres queridos.

Nosotras aquí os esperamos.

comparte con tus seres queridos: